¿Cómo convencer a tus padres para tener un perro? Guía 2019

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Traer una mascota a la familia. Uno de los deseos que casi todos los niños y adolescentes tienen en algún momento. Todos lo hemos tenido. Si ahora es tu turno de hacer el intento, seguramente estés trabajando mucho en tratar de descubrir cómo convencer a tus padres para tener un perro.

Por eso, y como ya hemos pasado por esta situación, pensamos en escribir este artículo con algunos consejos que, si los aplicas adecuadamente, serán infalibles para lograr tu cometido.

La fórmula es bastante sencilla. Debes preparar tu plan, implementarlo con mucha precisión y paciencia hasta obtener un sí y luego comprometerte con todo lo que has prometido cumplir con tu familia y también con tu nuevo amigo. ¿Estás listo para convertirte en el mejor amigo de un perro?  Pronto sabrás cómo hacerlo.

Elabora un plan que no deje nada al azar

Portarse bien para conseguir perro

Nuestros padres suelen estar ocupados con las actividades diarias y cuando hacemos el intento de sugerir (aunque sea un mínimo, muy mínimo) interés en una mascota, suelen desestimar la propuesta casi sin pensarlo. 

Para ello, muy frecuentemente intentan hacerte “pisar el palillo”. Es decir que buscan demostrarte que aún no estás listo y que no podrás comprometerte con el trabajo y la dedicación que un can necesita. Y como ellos no tienen tiempo de hacerlo por ti, tu propuesta se debilita y nunca llega a buen puerto.

Por eso, será esencial que te tomes el tiempo de pensar muy bien tu estrategia y elaborar un plan de “ataque” efectivo. Sobre todo si este no es tu primer intento. Coge lápiz y papel que te diremos todo lo que debes tener en cuenta para lograrlo.

1. Piensa qué perro será el más adecuado.

Recuerda que partimos de un único y claro objetivo: convencer a tus padres de que te permitan tener un perro. Y uno de los pilares de tu estrategia es estar bien preparado. Eso implica tener pensado todo lo que te preguntarán de antemano y responder demostrando que estás más que listo para hacerte cargo de este nuevo integrante de la familia.

En este punto, deberás comenzar por definir si quieres que tus padres te compren un perro o si prefieres convencerlos de adoptar uno.

Comprar un perro.

Para hacer el pedido partiendo de la opción de compra, debes estar muy pero muy seguro que tus papás tienen la posibilidad monetaria de hacerlo.

En este caso debes investigar las mejores razas para tu familia. Deberás, por ejemplo, pensar en el espacio que tendrás en tu casa para el nuevo integrante. Si vives en un apartamento, entonces deberás elegir una raza pequeña, por ejemplo.

También será importante tener en cuenta si el can perderá mucho pelo, para tener una respuesta lista para cuando tu madre te consulte. Si tu principal preocupación es cómo convencer a tu madre para tener un perro, piensa todo lo que puedas sobre los hábitos de higiene caninos y sobre el cuidado y limpieza de la casa (relacionados con el perro, obviamente) y sobre las formas en que te encargarás de ello. De esta manera, sumarás muchos puntos, créenos.

Será bueno también pensar en la cantidad de comida que necesitará tu nuevo amigo y el presupuesto que significa para tu familia. Podría ser buena idea meditar sobre formas de contribuir con estos gastos por ejemplo realizando pequeños trabajos de fin de semana o haciendo en casa tareas que permitan un ahorro, como cortar el césped en lugar de que lo haga un jardinero, por ejemplo.

Adoptar un perro.

Esta puede ser una excelente estrategia para convencer a tus padres de que digan que sí. No solo estarás ayudando a un perro a encontrar hogar, sino que no estarás generando gastos para la familia, al menos en la compra.

Además, podrás optar por un perro algo mayorcito, evitando todos los posibles argumentos que papá o mamá tengan para decirte respecto a los mordiscos desmedidos y las roturas que todos los pequeños disfrutan hacer.

Si eliges la adopción, entonces, busca las distintas protectoras que tengas cerca y averigua los requisitos para estar preparado al momento de contarle a tu familia. Otro gran argumento que puedes utilizar es que los perros provenientes de refugios, suelen estar esterilizados o castrados, lo cual suele ser muy bien vistos por los ojos de los papás.

Esto se debe no solo a que no deberán encargarse ellos del asunto, sino a que no correrán riesgos de comportamientos de dominancia, reglas y embarazos potenciales en la hembra, entre otros temas. No olvides que en estos casos, tu nuevo perro necesitará un alimento especial para canes castrados. Tenlo en cuenta en tu presupuesto en caso de que sea más caro que el regular.

Recaudos especiales para un perro cachorro.

Ya se trate de comprar o adoptar, si tu idea es ir por un cachorro, investiga todo lo que implica el período de enseñanza. Demuestra a tus padres que conoces a fondo el trabajo a realizar y que tienes ideas de cómo lo harás. Te puede ser de mucha utilidad un manual que detalle minuciosamente cómo educar a un cachorro.

Tip extra: piensa que responderás si tus padres indican que la raza que elegiste no es la adecuada. ¡Elabora un plan B para esos casos!

2. Prepara un listado de todos los beneficios que traerá tu nuevo amigo para ti y tu familia.

Un buen planteamiento para comenzar esta parte, es listar todas aquellas cosas por las que tus padres te regañan de tanto en tanto. ¿Pasas demasiado tiempo frente a la televisión o el ordenador? ¿Juegas poco al aire libre? ¿No realizas suficiente actividad física? ¿Te aburres rápidamente de tus juegos? ¿Pasas mucho tiempo con amigos fuera de casa?

Esta es la mejor oportunidad para un planteo acertado. Demuéstrales que con tu nuevo amigo ganas tú porque estarás entretenido, acompañado y disfrutarás más tu tiempo libre y de la familia. Enfatiza aquí en que tus padres también ganarán porque comenzarás a hacer todo eso que te piden a diario.

3. Contempla todas las tareas que incluirá el cuidado de tu nuevo compañero y planifica cómo las llevarás adelante.

Prepara una planilla con todas las tareas que tendrás que llevar a cabo para tu nuevo amigo y piensa en qué momentos podrías realizarlas. ¿Por la tarde? ¿Por la mañana? ¿A la salida del colegio? Demuestra a tus padres que eres responsable y que has pensado en todo seriamente.

Algunas tareas que deberás tener en cuenta:

  1. Los paseos (fundamental, varias veces al día).

  2. La comida.

  3. Baños.

  4. Ocuparte de quitar el exceso de pelos.

  5. Visitas al veterinario.

  6. Juegos.

Estas son las más comunes, pero si quieres realmente impresionarlos, piensa más allá. Háblales de cuidados más específicos como el cepillado de dientes, la limpieza de oídos, los complementos que deberás conseguir como comederos, colchonetas o incluso podrías hablarle sobre alimentos buenos y baratos o la forma en que lo mantendrás libre de pulgas y garrapatas.

No olvides contemplar un pequeño presupuesto con los primeros gastos como ser vacunas, esterilizaciones, primera consulta médica, entre otras.

Si necesitaras ayuda de tus padres para algunas tareas o gastos, simplemente pídela. Si se trata de una tarea, propón un momento para hacerla juntos (el fin de semana puede ser ideal). De esta forma les demostrarás que has pensado incluso en la ayuda que requerirá esta aventura y eso significa una sola cosa: compromiso.

Implementa tu plan incluso antes de que tu perro llegue a casa

Aprender a cuidar perro

Si aún no has obtenido ese ¡Sí! tan esperado, entonces puedes seguir insistiendo pero sin usar palabras. ¿Qué cómo es eso? Sencillo, demuestra tu compromiso, responsabilidad e interés con hechos.

Si, por ejemplo, has planteado cortar el césped para ahorrar en el jardinero y con eso comprar el alimento de tu futuro amigo, comienza a hacerlo. Pide permiso a tu padre y hazlo los fines de semana, con constancia y mostrando buen desempeño.

Si tienes la posibilidad de cuidar una mascota (perro sería ideal, pero también valdría un gato, por ejemplo...) de algún amigo o familiar que se va de viaje, comprométete y demuestra como lo harías en tu vida cotidiana.

Mantente pendiente de todo lo que has planteado a tu familia y, con gestos y acciones, muéstrales que eres capaz de llevarlo adelante.

Conclusiones

Sabemos lo difícil que puede ser descubrir cómo convencer a tus padres para tener un perro. Nos ha tocado en carne propia pasar por ello, tanto con intentos desfavorables como con otros acertados. Por eso creemos que lo principal es que realmente te tomes en serio tu deseo y trabajes primero en ti mismo.

Estudia todo lo que puedas para conocer las necesidades de tu futuro perro. Piensa en cómo lograr diversas formas de satisfacerlas, siempre intentando resolver la mayor parte por ti mismo. No te apures, ve tranquilo y tómate mucho tiempo para armar tu plan.

Cuando estés seguro (seguro, seguro, segurísimo…) que todo está contemplado, habla con tus padres. Puedes intentar introducir el tema de a poco con pequeñas insinuaciones hasta que encuentres el mejor momento para realizar el planteo completo.

Demuestra que todas tus palabras son serias. Hazlo con acciones. No te des por vencido ante una primera respuesta negativa, sigue actuando y demostrando tu intención y responsabilidad.

Si realmente te preguntas cómo conseguir que tus padres te compren un perro, aquí tienes casi todas las respuestas. ¡Adelante compañero! Estás muy cerca de conseguirlo.

Recursos Y Lectura Adicional.

  1. Cómo elegir la raza apropiada para ti. Purina.
  2. Rutina completa de higiene del perro. Eroski Consumer.
  3. Razas Pequeñas. Purina.
  4. El baño del perro, hábito de higiene fundamental. Eroski Consumer.
  5. Listado de protectoras en España. FAADA.
  6. Requisitos para adoptar un perro. Purina.
  7. Preguntas más frecuentes sobre esterilización en perros. Purina.
  8. Cuidados básicos para tu perro. Affinity Pet Care.
  9. La dominancia en perros. Veter Salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.