Indicios de que tu Perro está Estresado y Cómo Ayudarlo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Amamos a nuestras mascotas. Cuando llevamos a una mascota a nuestra casa, se convierte en parte de nuestra familia, la llevamos al veterinario para cuidados preventivos, le damos agua, consideramos sus necesidades y adaptamos nuestras vidas para incluirla en ella.

Nuestros perros son los miembro más leales de nuestra familia en algunos casos. Esperan impacientemente a que lleguemos a casa y nos dan la bienvenida.

Cuando nos sentimos enfermos, normalmente se quedan cerca de ti hasta que te sientas mejor. Nos protegen con su propia vida. Ellos nos aman y nosotros los amamos a ellos. Y es por ese amor que, junto a los chicos de 2x3, te traemos este artículo sobre indicios de que tu perro está estresado, así como estrategias para ayudarlo.

Comunicación

Nos arreglamos para comunicarnos con nuestros perros bastante bien, son inteligentes. Aprenden a seguir comandos básicos rápidamente. Sin embargo, su habilidad para comunicarse con nosotros es limitada.

perro estresado

Es nuestra responsabilidad saber cuándo nuestra mascota está bien o cuando le pasa algo. Tenemos que ser capaces de leer su comportamiento y notar indicios físicos de que está estresado o experimentando dolor.

¿Que podría causar que tu perro esté estresado?

Muchos dueños de mascotas se sorprenden al encontrar que su querido perro puede estresarse. Desde nuestro punto de vista, ellos tienen una gran vida ya que tienen un hogar, comida y una familia que los ama. Sin embargo, hay muchas cosas que pueden causar estrés en un perro.

Debajo te dejamos una lista de algunas razones por las cuales un perro sano puede empezar a estresarse. Como las personas, algunas veces es difícil saber por qué sientes estrés. No obstante, eso no lo hace menos problemático.

Cambios en la casa

Cualquier tipo de cambio en la casa puede ser causa de que tu perro esté estresado. El cambio podría ser uno que hará que la vida de tu perro sea más fácil, pero hasta que se ajuste al cambio, estará estresado. Un ejemplo es la mudanza.

2

Quizás te mudaste de un apartamento, en donde tu perro tiene que salir a pasear debido al espacio reducido, a una casa con una cerca en el patio donde puede andar por su cuenta. Esto es un buen cambio, pero es poco familiar para el animal, ya que también es la primera vez que está fuera sin alguien de la familia.

Nuevos miembros de la familia

Quizás tengas un bebé y esto cambiará absolutamente todo en la casa para todos por un rato. El perro posiblemente no entienda por qué se le regaña por ladrar a veces o por qué su acceso a ciertas áreas ha sido restringido. Él también sentirá su propio estrés.

Llevar otra mascota a la casa es igual de estresante para tu perro, ya que no está acostumbrado a compartir su espacio o su familia con alguién más.

Indicios de que el estrés está afectando la salud de tu perro

  • Pérdida de apetito (y de peso).
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Masticar excesivamente cosas no comestibles.
  • Lamerse a sí mismos al punto que les causa problemas en la piel.
  • El perro podría mostrar indicios de gripe o infecciones debido un sistema inmunológico comprometido.
  • Repentinamente empieza a portarse mal y no te obedece.
  • Empieza a orinarse dentro de casa y algunas veces encima de los objetos. Podrías notar que tu perro orina en el juguete del bebé o la alfombra de juego, o en juguetes que pertenezcan a una nueva mascota.

¿Cómo puedes ayudar a tu perro?

3

La mejor manera de reducir el estrés de tu perro es a través del ejercicio diario. Caminar, correr, jugar, paseos en el parque, nadar y cualquier forma de actividad física no solo reducirá los niveles de estrés de tu perro, sino que también lo ayudará a vivir una vida mucho más larga y saludable.

Estimularlo mentalmente es tan efectivo como el ejercicio físico y los dos pueden combinarse. Considera diferentes tipos de juguetes que hagan que tu perro trabaje por una recompensa o premio.

Entrenarlos para que se acostumbren a estar dentro de una jaula es una buena práctica, especialmente cuando queremos transportar de manera segura a nuestra mascota, pero también les da a ellos un refugio seguro. 

Al igual que una cueva para los lobos, este espacio amigable para los perros los hace sentir cómodos en su propio espacio, en casa o fuera de ella.

Hacer yoga con tu perro se ha popularizado recientemente. Cuando los humanos invitan a los canes a unirse a esta práctica ancestral, las poses relajantes combinadas con un masaje suave y técnicas de estiramiento hacen maravillas tanto para ti como para tu amigo de cuatro patas.

Una manta que proporcione una sensación de seguridad, recompensas y juguetes personales también ayudan a nuestras mascotas estresadas a sentirse más cómodas. Trata de usar artículos que ya tengan tu aroma, quizás una toalla o una manta, lo que hará que los perros se sientan aún más seguros.

Poner sonidos relajantes de fondo como música clásica puede funcionar para muchos perros. Mientras estamos lejos de casa, estos tonos relajantes pueden brindar comodidad durante nuestra ausencia.

Algunas dueños de mascotas solo dejan la televisión encendida mientras están fuera para que sus perros sientan algo de compañía.

La actitud lo es todo. Si tu perro está estresado o ansioso, debes permanecer calmado. Los perros sienten nuestras emociones, por lo que si te alteras junto con ellos, el comportamiento sencillamente continuará.

Además, evita la tentación de darle comida o recompensas para intentar calmarlos, ya que asociará el comportamiento de estar estresados con algún tipo de recompensa.

En algunos casos, es posible que puedas desensibilizar a tu perro ante lo que ocasiona el estrés. Por ejemplo, tu perro puede reaccionar negativamente a otros canes, por lo que puedes comenzar presentándole animales más pequeños y menos intimidantes, especialmente hembras menos amenazadoras, en un entorno cerrado y controlado.

Evita usar sedantes, ya que existen alternativas más seguras y naturales que se pueden usar en situaciones extremas para perros que sufren ataques de pánico durante fuegos artificiales, tormentas eléctricas y otros eventos estresantes.

Junto con los posibles efectos secundarios, la probabilidad de que se vuelvan adictos hará que los sedantes sean menos efectivos con el tiempo.

La desorientación que causan estos medicamentos puede ocasionar lesiones, problemas de salud, muerte repentina o en algunos casos, podría hacer que el animal se sienta aún más estresado cuando sienta una falta de control o se sienta confundido.

Es mejor vincularnos con nuestras mascotas en lugar de recurrir a medidas drásticas como el uso de fármacos. Implementar algunos de estos consejos y técnicas simples, pero efectivos, puede hacer una gran diferencia para ti y tu mejor amigo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.